Máximas de San Martín a Mercedes

Una forma de recordar y rendir homenaje al Libertador de América y Padre de La Patria desde su lado más humano y con una visión hasta sustentable e inclusiva.

image

Anuncios

Liderazgo para la Sustentabilidad y los modelos de competencia

image

Los modelos de competencia actuales, en la mayoría de los casos y las organizaciones, no contemplan competencias para el Liderazgo de la Sustentabilidad. Esto dificulta diferenciar el trabajo genuino en materia de Sustentabilidad de las organizaciones que integran dichas competencias coherentemente, de las que no.

Arranquemos con una pregunta desafiante. ¿Qué competencias de liderazgo debe demostrar una empresa para asegurar su éxito futuro? Cuando digo “éxito futuro”, lo que en realidad digo es “existencia futura”, que sin duda puede ser un signo de éxito para cualquier empresa.

Cualquiera de los que habitamos en el ecosistema de la Sustentabilidad entiende que las empresas de hoy deben adoptar enfoques con visión de futuro para asegurar el acceso a los recursos y mantener su licencia social para operar. Hoy, ya estamos trabajando con modelos de escenarios con horizontes como el 2020 y con metas de “que mundo queremos y necesitamos” para el 2050.

Quienes lideramos estos temas en las organizaciones, independientemente de llevar un cargo o título que nos identifique con la Sustentabilidad, debemos demostrar que manejamos con comodidad la gestión del cambio sistémico y que nos desenvolvemos fácilmente en entornos complejos, interactuando en diversas redes empresariales.

Actualización de modelos de competencias para la Sustentabilidad

Siguiendo el ejemplo desde una perspectiva de los recursos humanos, las empresas tienen la oportunidad de incorporar la Sustentabilidad y el largo plazo en sus modelos de competencia para atraer a los líderes de hoy, los Millenials o los del mañana, la Generación Z. Concretamente me refiero a toda la C-suite o primeras líneas y no sólo al CSO (Chief Sustainability Officer) o al Gerente de Sustentabilidad.

Un modelo de competencias es una hoja de ruta para la búsqueda y el desarrollo de los empleados ideales. En definitiva, define los criterios que guían los procesos de recursos humanos tales como reclutamiento y selección, capacitación y desarrollo, y la compensación en sí.

¿Qué hace un modelo de competencias orientado hacia la Sustentabilidad?

El trabajo reciente de Coro Strandberg puede dar una respuesta. El último informe de Strandberg Consulting es Gestión del Talento para la Sustentabilidad: El Imperativo de Nuevos Negocios. Destila una década de la Sustentabilidad y la literatura de gestión en cinco competencias interdependientes

Poniéndolo en perspectiva

Para entender cómo los departamentos de recursos humanos pueden adoptar estas cinco competencias, Strandberg aclara como se diferencian de los modelos genéricos, y dice:

“Estas competencias no sustituyen sino que se construyen y extienden sobre las competencias convencionales. Como tales, representan los niveles más altos de desempeño para los ejecutivos. En conjunto, estas competencias representan un cambio en el pensamiento de la organización como una entidad aislada, a una visión de organización como parte integral de una red de valor o más amplio ecosistema económico. Fomentan un cambio de la perspectiva orientada solo en los accionistas, a una mirada y propósito social orientado a las partes interesadas o diversos grupos de interés. Y animan a los profesionales para conectar su trabajo con sus valores éticos y humanitarios personales en lugar de tener que dejarlos en casa. Gerentes de Sustentabilidad y de recursos humanos encuentran que estas competencias de sustentabilidad reducen las diferencias de los modelos actuales.”

Las siguientes cinco competencias, según lo definido por Strandberg, son esenciales para cualquier organización, ya que actualizan las estrategias de gestión de talento y atraviesan el dinámico terreno que la Sustentabilidad tiene hacia adelante.

Las 5 competencias

1. Sistemas de pensamiento
Esta es la principal conexión, el pensamiento holístico. Los pensadores de sistemas entienden el contexto detrás de un problema y su relación con las más amplias tendencias. Por ejemplo, un líder de Sustentabilidad gestiona el sistema de relaciones en el que está inmerso el negocio: Las cadenas de suministro; industrias; ciudades; regiones; y los ecosistemas.

Los pensadores de sistemas a menudo tienen antecedentes multidisciplinarios que combinan los campos técnicos y creativos. También pueden tener experiencia en los principios de la gestión de sistemas, tales como la capacidad de resilencia y la gestión de la emergencia o las situaciones de crisis.

2. Colaboración externa
Los líderes de Sustentabilidad estamos dispuestos a trabajar con las organizaciones más allá del negocio tradicional. Una parte significativa del impacto ambiental de una empresa se puede encontrar tanto hacia arriba como hacia abajo de sus operaciones, es decir, la colaboración con los proveedores, clientes e incluso los competidores de ser necesario. La colaboración ayuda a las empresas a construir el capital social, explorar nuevas oportunidades de mercado y da forma a los contextos en los que esta opera.

Hay numerosos ejemplos del trabajo en equipo donde cada vez más empresas trabajan en alianza con OSC para hacer frente a las cuestiones sociales y ambientales.

3. La innovación social

La magnitud de los desafíos que implica la Sustentabilidad, exige una reingeniería fundamental de los negocios. Los líderes con competencias en innovación social vemos este reto como una oportunidad de crecimiento.

Los innovadores sociales encontramos formas de rediseñar productos y procesos que crean nuevos negocios y valor social para la organización. Cuestionamos el status quo y buscamos transformar las limitaciones en nuevas oportunidades. Recorremos la organización y las diversas áreas intentando transformar el trabajo en silos en metodologías de trabajo integradoras, derribando muros y construyendo puentes. Dentro de las organizaciones, como líderes innovadores fomentamos el emprendedorismo social entre los empleados, priorizando el trabajo en equipos interdisciplinarios.

 4. Alfabetización de la Sustentabilidad

Los líderes de Sustentabilidad somos conscientes de las nuevas tendencias ambientales y sociales, y los riesgos y oportunidades que crean para la organización y el negocio.

Fundamentalmente, entendemos el papel cambiante que tienen los negocios en la sociedad y como las organizaciones están respondiendo a estos cambios los cuales impactan a su vez en los modelos de negocio. Estos cambios pueden incluir contemplar la contabilidad de costos ambientales y sociales, o el uso de herramientas para la planificación de escenarios que contemplen el impacto ambiental como el Carbon Disclosure Project (CDP) o el análisis de materialidad que propone la nueva Guia G.4. del Global Reporting Initiative (GRI).

5. Valores Activos

Los líderes de Sustentabilidad con valores activos somos conscientes de las emociones, las motivaciones y la sensibilidad de los diversos públicos con los que interactuamos. Los líderes de Sustentabilidad con visión, nos vemos a nosotros mismos y a nuestro trabajo como parte de un propósito mayor, motivándonos para establecer acciones del negocio para mejorar la sociedad.

Strandberg considera que esta inteligencia emocional fomenta la resiliencia, la confianza y la reciprocidad entre los compañeros de trabajo y los grupos de interés externos. Como líderes empáticos también podemos innovar para el desarrollo de productos alineados con los valores que son relevantes para las necesidades reales de los clientes.

Lo anterior puede conducir a un cambio en los modelos de competencia tradicionales trazando un horizonte que integre a la la Sustentabilidad con el negocio.

Que tengas un gran día.